The perfect Matcha Latte – at home

Matcha Latte

Estará muy de moda y demás, pero se ha convertido en mi bebida caliente preferida. El té matcha, con leche vegetal, es algo que no puede faltar por las mañanas.

¿Qué es el matcha?

Por definición, ‘matcha’ significa te en polvo. Lo que encontramos, pues, es te verde matcha, que sería te verde en polvo. La diferencia entre el te verde y el matcha, es que el segundo ha pasado por un proceso de  producción dierente. Este te verde crece en zonas con sombra, por lo que la clorofila, y por tanto el color verde, está más activa. Sus hojas se recogen con mucho mimo y se secan, para después triturarlo hasta obtener un polvo muy fino.

¿Qué beneficios tiene?

El te verde matcha contiene una buena cantidad de antioxidantes y bioflavonoides, los más conocidos son la vitamina C y las catequinas, respectivamente. No menos importante es su alta concentración de clorofila y contenido en minerales; zinc, selenio, magnesio y cromo. Todo esto nos ayuda a depurar el organismo, combatir el colesterol y fortalecer el sistema inmune.

Otro punto interesante es la presencia de L-teanina, que junto a la cafeína (diferente a la que encontramos en el café), nos permite aumentar la concentración y se promueve la producción de ondas alga cerebrales (produce un estado de relajación). Esto, nos permite estar en un estado de “alerta en la calma”, se reduce la tensión arterial y frecuencia cardíaca.

¿Tiene contraindicaciones?

Ningún alimento en exceso se abstiene de contraindicaciones. Tenemos que usar nuestra cabecita. Pese a sus grandes beneficios, es preferible tomar matcha de vez en cuando, ya que tiene un alto contenido en cafeína. Ésta no es igual de dañina que la que podríamos encontrar en el café, ya que su efecto es más bajo y no produce picos metabólicos.

*Este producto estaría contraindicado para personas con enfermedades del sistema nervioso. Sería interesante, también, limitar su ingesta a la primera mitad del día.

¿Cuál es la mejor manera de prepararlo?

La forma tradicional es la que se describe en la ceremonia del te verde. Se prepara en un bol de barro, dónde se echa agua caliente y, a continuación, el te matcha. Se mezcla bien con el batidor de bambú. Si bien es cierto, tiene que gustarnos mucho el sabor intenso del te para tomarlo de esta manera.

A partir de aquí, hay mil formas. La más extendida, el matcha latte. Esto sería la mezclarlo con algún tipo de leche. Personalmente, después de varias pruebas, lo mejor es utilizar leche de soja (para conseguir la espumita) y un poco de leche de avena. Aunque es cuestión de gustos.

Y vosotros, ¿habéis probado ya el matcha?

recipe

Matcha Latte

Ingredientes:

  • Green Matcha Tea powder – utilizo el ecológico de la marca Iswari
  • Bebida vegetal – si queréis espumita, utilizad de soja
  • Agua
  • Endulzante (opcional)

Para conseguir eliminar los grumitos, os aconsejo compraros un batidor de bambú. Si queréis la leche con espumita, solo os hará falta un batidor de varillas pequeño.

Elaboración:

  1. En una taza mediana, poner 2 cdas de agua y calentar bien.
  2. Añadir 1/2 cucharadita de te verde matcha y mezclar bien con el batidor de bambú. Reservar
  3. En una jarrita de 200 ml poner 180 ml de leche de soja y 20 ml de avena y calentar bien.
  4. Con la ayuda de un batidor de varillas, agitar la leche caliente hasta conseguir una espuma suave pero sólida. Si lo hacéis a mano, trabajad la leche unos 3 minutos.
  5. Incorporar poco a poco la leche al te verde match, preparado anteriormente.

¡Listo!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s