Sunset power Juice

Sunset Power Juice

Os traigo, lo que vendría siendo, el descubrimiento del año. Esta mezcla de frutas, además de estar increíblemente bueno, tienen propiedades más que interesantes. Seguro que después de que lo explique, no tardáis nada en haceros uno.

Ante todo, deciros que no existen ni pócimas de brujería, ni mezclas milagrosas. Alimentos naturales y frescos, son lo que necesitamos para llevar una alimentación saludable y nutrirnos. Por eso, lo que hay que primar es comer de forma inteligente. ¿Inteligente? Sí, elegir alimentos que nos aporten salud, aquellos que proceden de fuentes naturales y que no están procesados. No hay nada mejor que eso.

Bueno, pues vamos al grano. Como veréis en la receta, este zumo lleva zanahorias, pomelo, naranja y mandarina. Sin quererlo, escogí frutas y una raíz que tenían componentes similares (por no decir iguales).

  • Vitaminas:
    • Vitamina C (ácido ascórbico). El antioxidante natural más conocido.
    • Vitamina B9 (ácido fólico). Esencial para el desarrollo del feto durante la gestación y el proceso de embarazo en la mujer. Previene la anemia ferropénica y megaloblástica.
    • Vitamina A. Presenta en forma directa o en betacarotenos (el cuerpo los transforma a vitamina A). Nos protegen de los rayos solares y destruyen radicales libres
  • Minerales
    • Selenio. Esencial para una buena salud, actúa como antioxidante junto a la vitamina E.
    • Potasio. Indispensable para deportistas, dada la nutrición celular que cumple. También para nuestro día a día, ya que contrarresta el efecto negativo del sodio.
    • Calcio y Fósforo. Combinados con la acción de la vitamina C, favorecen la absorción de éstos y remineralizan los huesos, por lo que previenen la osteoporosis.
    • Magnesio. Importante para la salud de nuestros huesos y sistema circulatorio.
    • Zinc. Interviene en numerosas rutas metabólicas, como la formación del ADN y las proteínas, y ayuda a eliminar toxinas del organismo (sobretodo a metabolizar el alcohol)
    • Azufre. Presente en la naranja. Indispensable para la síntesis de proteínas.
  • Bioflavonoides
    • Hesperidina. De valor antioxidante y anti-envejecimiento.
    • Naringenina. Ayuda a combatir el colesterol y los cambios en el metabolismo de la glucosa.
    • Quercetina. El flavonoide anti-malos. Nos ayuda a combatir problemas de salud de todo tipo. El cacao puro es el alimento con más quercetina.
    • Rutina. Presente en la parte blanca de los cítricos. Combate alergias, infecciones bacterianas y herpes.
    • Limoneno. Es lo que aporta su olor tan característico, la naranja es la fruta que más tiene después del limón.

 

¿En qué se traducen todos estos nutrientes? Principalmente, son alimentos antioxidantes, alcalinizantes y remineralizantes. Nos ayudan a liberarnos de toxinas y radicales libres, eliminar ácido úrico, prevenir la anemia, favorecer la circulación sanguínea, aliviar los problemas intestinales (restaurando su función), potencia el sistema inmune y protegen nuestra piel de los rayos solares.

Lo que más me ha gustado de todo es que, tanto la zanahoria, la naranja, el pomelo y la mandarina, tienen nutrientes que nos ayudan a inhibir y prevenir el crecimiento y proliferación de células cancerosas. Es decir, que de forma natural podemos encontrar alimentos que nos ayudan a combatir la enfermedad más temida de todas. Como he dicho al principio, no existe ninguna pócima mágica. Pero está claro, que si cuidamos el cuerpo, como cuando engrasamos bien una máquina, vamos dando pasos para alejarnos de las enfermedades. Interesante, ¿no? Pues ale, ¡para la cocina!

recipe

Ingredientes:

Para 0,5L

  • 4 zanahorias grandes
  • 2 naranjas
  • 1 pomelo grande
  • 1 mandarina grande
  • Opcional: hielo y 1 trocito de jengibre

Elaboración:

  1. Lavar bien todas las frutas y pelarlas. No pelar la zanahoria.
  2. Trocearlos para que quepan por la obertura de la licuadora*.
    1. *Si no tenéis licuadora, podéis triturar las frutas y servirlas en forma de batido. Está rico igual. Os aconsejo triturar a parte la zanahoría y pasarlo por un colador antes (lo hice sin colar y quedaban demasiados trocitos, me gustó más al colarlo / licuarlo).
  3. Licuar todas las frutas y la zanahoria y servir.
  4. Opcional: para el veranito, poner un hielo y servirlo fresquito 😉

¡Listo!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s